Drogas emergentes. INFORMACIÓN

DEFINICIÓN

La Catha edulis, es un arbusto resistente a climas secos y que es de hoja perenne. Originario del nordeste de África (Etiopía, Somalia, Eritrea y Kenia) y de la Costa asiática de la Arabia del sur (Yemen, Adén). Sus hojas se recolectan y mastican de forma tradicional. Contiene dos psicotrópicos activos derivados de la feniletilamina: la catinona y la catina, ambas sometidas a control internacional e incluidas en las listas de la Convención de 1971 de Naciones Unidas. La catinona no es estable y se oxida en un plazo de diez días. Por tanto, sólo en fresco es una planta peligrosa desde el punto de vista toxicológico. No es frecuente su hallazgo en el mercado negro. Excepcionalmente se han detectado alijos de hojas enrolladas (manojos) que desde Kenia se enviaban con regularidad al Reino Unido y a los Estados Unidos, a nombre de ciudadanos y empresas de origen somalí o etíope. En algunos países, como el Reino Unido no se persigue la posesión de la planta en sí desde 2006.

CARACTERISTICAS

Se ha descrito una asociación débil entre el uso crónico del khat y la aparición de trastornos mentales. Aunque no existe evidencia, la sintomatología de las personas con problemas psiquiátricos preexistentes puede empeorar secundariamente al consumo de khat. No está claro si el khat causa tolerancia, dependencia física, adicción o síndrome de abstinencia, pero sí se han descrito pesadillas y un temblor leve a los pocos días de haber dejado de masticarlo. Se calcula que unos 10 millones de personas en todo el mundo mascan khat. Se encuentra comúnmente en la parte sudoeste de la Península Arábiga y en África oriental donde, durante siglos, ha sido usado por sus propiedades estimulantes como parte de una tradición cultural bien establecida. En un estudio realizado en Yemen, el 82 por ciento de los hombres y el 43 por ciento de las mujeres admitieron haber consumido khat alguna vez en su vida. En la actualidad, su uso entre ciertas comunidades inmigrantes en los Estados
Unidos y Europa ha causado alarma en el ámbito de la Salud Pública

La catinona sirve de base para obtener con facilidad la metcatinona, una feniletilamina muy potente, semejante a la metanfetamina, que también se encuentra sometida a fiscalización internacional. Existe controversia sobre su
potencial carcinogénico en la boca. Masticar khat induce un estado de euforia, sensación de agudeza mental y excitación. El consumidor también experimenta un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca. Los efectos comienzan a disminuir después de hora y media a tres horas, pero pueden durar hasta 24 horas. Al final de una sesión de consumo de khat, puede experimentarse irritabilidad, pérdida de apetito, ánimo depresivo y dificultad para dormir. El consumo intenso o a largo plazo de khat se ha asociado con diversos efectos adversos como son alteraciones dentales y enfermedades de las encías, trastornos gastrointestinales (estreñimiento, úlceras, gastritis y aumento del riesgo de tumores de la parte superior del aparato digestivo) y trastornos cardiovasculares como arritmias y cardiopatía isquémica.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
  • Email


Bienvenidos a nuestro portal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
[wpforms id=”16158″ title=”false” description=”false”]

El Autor

Diego Calvo

Teólogo especialista en adicciones. Educador

Comenta

¿Qué opinas?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete el Boletín Semanal

Prometemos no enviarte spam. Recibirás el boletín quincenal con todas las novedades y últimas publicaciones. Cualquier duda o sugerencia puedes dirigirte a nosotros desde la página de contacto

Ver más

Artículos Relacionados

Suscríbete al Boletín

No enviamos Spam. Recibirás el boletín cada 15 días con todas las novedades y actualizaciones del sitio

Suscripción enviada con éxito!!

Pin It on Pinterest

Share This
Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Me va Bien así!
No quiero ninguna cookie